¿Qué tipos de inteligencia debe poseer un directivo?

Un líder se caracteriza porque debería tener entre sus habilidades un elevado grado de inteligencia interpersonal, intrapersonal y lingüística. Esto es la práctica porque a veces la realidad es otra.

Un líder es aquel que comprende lo que le motiva a sus subordinados y son las personas las que tienden a seguir a quienes consideran como un medio para satisfacer sus propias meta. Es por ello que la inteligencia en un directivo tiene que ser la capacidad para resolver problemas o para elaborar productos que son de gran valor en un contexto en concreto.

El tipo de inteligencia de un líder efectivo

Pero la cuestión que siempre nos hacemos es: ¿Un líder nace o se hace?

No siempre los mejores expedientes académicos son los mejores profesionales en la empresa, entonces ¿Se puede decir que un líder se hace? Como se ha dicho anteriormente, un líder debe poseer cierto tipo de inteligencias para ser un buen jefe como pueden son:

La inteligencia interpersonal

Este tipo de inteligencia se construye a partir de la capacidad para sentir los contrastes en los estados de ánimo de las personas, en sus temperamentos, motivaciones e intenciones. Las personas con inteligencia interpersonal son hábiles para alcanzar la cohesión del grupo, liderazgo, solidaridad y cooperación de otros.

La inteligencia intrapersonal

Por su parte la inteligencia intrapersona implica el conocimiento de los aspectos internos de la persona, el acceso a la propia vida emocional, incluye la capacidad para discriminar las propias emociones, la capacidad de recurrir a ellas como medio de interpretar y orientar la propia conducta.

La inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una competencia emocional que constituye una metahabilidad que determina el grado de destreza que se alcanza en el dominio de todas las facultades. La inteligencia emocional, es la conciencia de uno mismo, la atención a los propios estados internos, es la conciencia autorreflexiva sobre las emociones. 

Se han realizado múltiples definiciones de los atributos de personalidad que debería poseer un buen líder, es por ello que se recalcan los siguientes componentes de la inteligencia emocional del líder:

  • La autoconsciencia que es la capacidad para comprender y evaluar las emociones propias. Implica un autoconocimiento y una autoevaluación crítica y, por lo tanto, un nivel adecuado de madurez para aceptar los propios errores.
  • El autocontrol es la habilidad para controlar o canalizar los impulsos o estados de ánimo negativos. Este rasgo es muy importante cuando se lideran equipos, por la capacidad de sosegar la propia ansiedad mediante el autodominio el cual se  transmite al resto de individuos.
  • La empatía es la habilidad para entender las emociones de los demás. La capacidad de ponernos en los “zapatos del otro”, es la pieza clave de la comunicación. Implica una excelente orientación al cliente y un profundo conocimiento de la organización.
  • Y por último, las habilidades sociales que implica la capacidad de influir en los demás. Supone que un líder tiene que ser un excelente comunicador, colaborador, capaz de construir una red de relaciones y de gestionar el cambio y el conflicto, exige además, la capacidad de otorgar crítica constructiva en las relaciones dentro de los equipos de trabajo.

Las personas con una inteligencia intrapersonal especialmente fuerte, son apreciadas en el mundo de la empresa por que pueden emplear sus capacidades de manera óptima, sobre todo en condiciones de flujo incesante de trabajo, cambio de roles y ante la necesidad de maneras óptimas de aprender.

El elemento clave para el desarrollo de un liderazgo efectivo es la inteligencia intrapersonal o emocional.