Tipos de barreras de salida en el sector industrial

El mundo empresarial es muy competitivo y si una industria tiene una elevada rentabilidad las empresas mostrarán mayor interés por querer entrar y competir, a menos que haya barreras de entrada. Pero por el contrario, también pueden existir barreras de salida que son factores económicos, estratégicos y emocionales que mantienen a las empresas compitiendo en los negocios aun cuando tienen rendimientos bajos o incluso negativos. Porque algunas veces, abandonar un mercado es más difícil que entrar en él. Por ello es imprescindible saber cuáles son las barreras de salida.

Las barreras de salida ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

Las barreras de salida son obstáculos que imposibilitan o dificultan a una empresa la salida de un mercado, ya que obliga a continuar en la industria operando, a pesar de tener malos rendimientos económicos e inclusive pérdidas.

Las principales barreras de salida son las siguientes:

  • Una barrera de salida son los activos especializados que son bienes altamente especializados para el negocio que tienen poco valor de liquidación o costes elevados de transferencia o conversión.
  • Otra barrera son los costes fijos de salida, entre los que destacan los costes laborales, la existencia de avales, contratos de larga duración con terceros o cualquier otro compromiso que suponga una pérdida económica.
  • Las interrelaciones estratégicas entre diferentes departamentos o unidades de negocio de la compañía, lo que causa que la empresa le conceda una importancia estratégica alta al continuar en el negocio.
  • También, son importantes tener en cuenta las barreras emocionales como la oposición de la dirección a tomar decisiones de salida económicamente justificadas que es causada por identificación con el negocio en particular, lealtad hacia los empleados, temor por la propia carrera, orgullo y otras razones.
  • Y por último, las restricciones sociales y gubernamentales que comprenden la negación o falta de apoyo gubernamental para la salida por la preocupación por pérdida de empleos y efectos económicos regionales.

Cuando las barreras de salida son elevadas, el exceso de capacidad persiste en el sector industrial y las empresas que pierden la batalla competitiva no se dan por vencidas. En vez de ello, se mantienen en el sector y debido a su debilidad tienen que recurrir a tácticas extremas por lo que la intensidad competitiva aumenta y la rentabilidad de todo el sector se ve perjudicada.

Para el análisis de un sector industrial, uno de los aspectos más relevantes es el estudio tanto de las barreras de entrada como de salida que muy a menudo suelen estar relacionadas. Pero conocer la existencia de las barreras de salida y reconocerlas con tiempo permite superar con menos contratiempos una crisis en un negocio.