Fases del Ciclo de Vida del Proyecto

Todo directivo tiene que concer de las diferentes fases del ciclo de vida de un proyecto que son el conjunto de actividades que están relacionadas de manera lógica y que culminan con la finalización de uno o más entregables (objeto ya sea tangible o intangible).

Por lo tanto, un proyecto puede dividir en cualquier número de fases, las mismas que se utilizan cuando la naturaleza del trabajo a realizar en una parte del proyecto es única. Es por ello que la estructuración en fases permite la división del proyecto en subconjuntos lógicos para facilitar su dirección, planificación y control.

¿Cómo son las fases del ciclo de vida de un proyecto?

A medida que el proyecto se desplaza a través de su ciclo de vida, diferentes empresas, personas y recursos desempeñan distintos papeles importantes en el desencadenamiento del proyecto, que nace cuando un cliente, las personas o la organización están dispuestas a proporcionar los fondos para satisfacer una necesidad que se ha identificado, un problema.

Primera fase

En esta primera etapa del proyecto se incluye la identificación de una necesidad, un problema o una oportunidad, y puede dar como resultado que el cliente solicite propuestas a personas, a un equipo de proyectos u organizaciones para resolver el problema identificado.

Es fundamental y muy importante definir las necesidades correctamente, ya sea a través de una solicitud formal o informal. Pero por lo general, la necesidad y los requisitos los redacta el cliente por escrito en un documento denominado una solicitud de propuesta (SDP).

Segunda fase

Esta segunda fase del ciclo de vida de un proyecto se basa en el desarrollo de una propuesta de solución a la necesidad o al problema. Dando como resultado la presentación de una propuesta al cliente por parte de una o más personas o empresas. En esta fase el esfuerzo del directivo es predominante, son ellos los que se encargan junto con su equipo de desarrollar enfoques para solucionar el problema, estimar los tipos y cantidades de recursos que serían necesarios, y estimar el tiempo que haría falta para diseñar y poner en práctica la solución propuesta.

Tercera fase

Esta tercera parte de las fases del ciclo de vida de un proyecto es la puesta en práctica de la solución que es propuesta. Da comienzo esta fase después de que el cliente decide cuál de las soluciones que se han propuesto satisface mejor la necesidad y se llega a un acuerdo entre el cliente y el directivo que presentó la propuesta. A esta etapa se le conoce como el desarrollo del proyecto, que incluye la planificación detallada del proyecto para después, poner en práctica ese plan y lograr el objetivo del proyecto, solucionar un problema.

Fase final

La etapa final del proyecto es terminarlo porque cuando termina es necesario realizar ciertas actividades de cierre, por ejemplo, confirmar que todas las entregas se han hecho al cliente y han sido aceptadas por él, que se han cobrado todos los pagos y que se han pagado todas las facturas. Durante esta fase, una tarea importante es evaluar el desempeño del proyecto con el fin de aprender qué es susceptible de mejora, si se llevara a cabo un proyecto similar en el futuro.

Todo directivo debe conocer que el proceso de gestión de cualquier proyecto significa tener que planificar el trabajo y después trabajar el plan para llegar a un meta que es establecida con anterioridad, pero es importante que siga e instaure todas las etapas que se incluyen dentro del ciclo de vida de un proyecto como son la apertura o inicio, planificación, ejecución, seguimiento y control, y por último el cierre.