¿Son similares los conceptos de Dirección y Liderazgo?

Se suele creer que los conceptos de dirección y liderazgo son similares pero esto no es así, más bien podríamos decir que son términos complementarios. Aunque pueden existir coincidencias, cuando un individuo posee dotes de líder, es un directivo importante. Por lo tanto ¿Qué es lo que hace diferente a un líder de un jefe?

¿Cuáles son las diferencias entre Dirección y Liderazgo?

Como decíamos en el post Liderazgo, el Arte de Dirigir a Personas ser líder no significa tener un cargo formal, es independiente de las estructuras formales. Pero si es común, que gracias a las capacidades de liderazgo, un individuo acceda a puestos importantes.

Bajo una óptica tradicional, el jefe suele mandar, ordenar y no acostumbra pedir opiniones. El jefe es más un realizador que promotor, es alguien que lleva adelante la visión del líder. El jefe planifica, organiza, decide, coordina y controla lo proyectado por el líder. Los jefes normalmente ponen más empeño en la obtención de resultados sin tener en cuenta al equipo humano, en lugar de sacar el máximo rendimiento de sus subordinados mediante la implicación, la motivación y la comunicación.

Dirección y Liderazgo

Mientras que el líder tiene una actitud o comportamiento positivo y comunicativo, que le permite adaptarse y comprender a las personas de su equipo, sin dejar de lado sus conocimientos técnicos y experiencia para llevar acabo satisfactoriamente su labor profesional.

Las diferencias entre la dirección y el liderazgo suelen ser:

  • Un líder suele estar orientado hacia una visión y el jefe centrado en la gestión.
  • El líder genera ideas y proyectos, el jefe ejecuta.
  • El jefe es ejecutor del cambio y el líder el promotor.
  • El líder marca el camino y el jefe lo sigue.
  • El líder actúa en convicción, por el contrario el jefe actúa por obligación.
  • Un líder sirve a las personas y el jefe sirve a la organización.
  • Al líder el poder se lo otorgan los colaboradores y al jefe la dirección.
  • El líder tiene una autoridad personal y el jefe jerárquica.
  • El líder tiene una relación de confianza y el jefe de intercambio.
  • Un líder gestiona emociones y el jefe procedimientos.
  • El jefe es estructural y el líder apasionado.
  • Un líder se necesita, el jefe se impone.
  • El jefe está orientado hacia la tarea y el líder hacia las personas.
  • El jefe está centrado en los problemas y el líder en las oportunidades que puedan surgir.
  • Los objetivos del jefe son a corto plazo y los del líder son a largo plazo.
  • El jefe ordena y el líder se compromete, se implica.
  • Un líder estimula y un jefe presiona, exige.

Visto todo esto, lo ideal sería ser jefe y líder simultáneamente. Porque complementando la dirección y el liderazgo se consigue ser una persona capacitada, con inteligencia emocional que proporcione la suficiente adaptabilidad para comprender prácticamente todo tipo de situaciones, con capacidad de comunicación, iniciativa y tenacidad para implicar y motivar a los miembros del equipo.

Pero ¿Cómo se puede conseguir liderazgo? 

  • Logrando resultados.
  • Marcando el camino.
  • Estableciendo prioridades.
  • Sabiendo estimular y motivar en la tarea a realizar.
  • Detectando cambios y nuevas oportunidades de mejora.
  • Manteniéndose próximos y accesibles.
  • Funcionando a través de la autoridad personal.
  • Escuchando mucho más y persuadiendo.
  • Potenciando la labor de equipo.
  • Siendo entusiasta, pero tampoco tanto.
  • Tener retos y transmitirlos.
  • Implicarse en la tarea.
  • Hacer que lo complicado parezca sencillo.

La dirección y el liderazgo es una de las características principales que debe poseer cualquier directivo si quiere que su empresa sea próspera y tenga futuro. Entonces ¿Por qué no ser un buen líder y jefe?